PR, 2019
PR es una vídeo-instalación derivada de un performance orquestado por el artista en el que un concierto pre-grabado y actuado en vivo se anunció y presentó al público de Bogotá como una presentación “oficial” del colectivo ruso Pussy Riot. La obra se basa en un incidente de 2018 en el que Pussy Riot se presentó en el festival oficial “Rock Al Parque” usando “dobles” bajo el slogan “Cualquiera puede ser Pussy Riot.” La obra usa esta invitación como un código abierto para insertar una serie de cuestionamientos acerca de la revolución profesionalizada, las relaciones de Pussy Riot y otros íconos revolucionarios con las prácticas imperialistas de los EEUU, el papel de la CIA en el arte contemporáneo, la propaganda moderna, y las noticias falsas. A través de la pieza —desde el contenido lírico hasta la reacción del público— se devela el nivel de engaño al que estamos acostumbrados como receptores de medios y noticias cada vez más construidos sobre la ficción.